DEMOCRACIA (2009)

Ne vous laissez pas consoler / No os dejéis consolar
(see english below)

Ne vous laissez pas consoler [2009] from DEMOCRACIA on Vimeo.

Ne vous laissez pas consoler (No os dejéis consolar) es un proyecto de Democracia realizado en colaboración con los Ultramarines, los ultras del equipo de fútbol Girondins de Burdeos.


No os dejéis consolar

Do not allow yourselves to be consoled

El proyecto consistió en la inserción de sentencias de carácter político fuera de contexto, en un espectáculo deportivo (en este caso el partido entre el Girondins de Burdeos y el Stade Rennes, el 27 de septiembre de 2009), que cuestionan la lógica misma del espectáculo. Estas citas fueron exhibidas en diversas pancartas mostradas por los ultras y en merchandising del club (bufandas, banderas, banderines, camisetas y pegatinas) intervenido y puesto a la venta en un stand móvil.

Las máximas utilizadas han sido: No os dejéis consolar; La verdad es siempre revolucionaria; Los ídolos no existen; Ellos mandan porque nosotros obedecemos; No tenemos nada salvo nuestro tiempo; El dolor es la única nobleza; El principal campo de batalla es la mente del enemigo.


La verdad es siempre revolucionaria

The truth is always revolutionary

Desde la crítica debordiana el simple hecho de mirar es "malo", "el hombre cuanto mas contempla, menos es" dice Debord. Pero Jacques Ranciere ha querido cuestionar este concepto fundamental en la crítica de la sociedad del espectáculo, a traves de su idea del "espectador emancipado": "El efecto del idioma no puede ser anticipado. Exige espectadores que sean activos como interpretes, que intentan inventar su propia traducción para apropiarse de la historia por si mismos y hacer de ello su propia historia. Una comunidad emancipada es de hecho una comunidad de cuenta cuentos y traductores. Soy consciente que todo esto pueda sonar a eso: palabras, meras palabras. Pero no tomaría esto como un insulto. (...) conociendo que las palabras son solo palabras y los espectáculos solo espectáculos puede que nos ayude a entender como las palabras, historias y performances pueden ayudarnos a cambiar algo en el mundo en que vivimos".


No tenemos nada salvo nuestro tiempo

We have nothing except our time

Ranciere se refiere al espectador del arte, al del teatro, al de las performances ¿pero son estos espectadores mejores que los espectadores del fútbol? Porque si estamos hablando de espectadores emancipados, activos, esos son los ultras, que defienden su propio territorio, conscientes de su lugar en la arquitectura de la expectación, que en el caso del fútbol es el fondo sur , ellos son la tribune populaire (la tribuna popular). Los ultras son organizaciones autogestionadas de carácter popular, lo cual es en si una postura política, opuestas al fútbol-negocio -¿a la expresión más contemporánea del espectáculo alienante?-, que hacen presentes sus reivindicaciones de clase y comunidad a través de las banderas, los cánticos y las pancartas.

La naturaleza de la colaboración entre Democracia y los Ultramarines ha sido buscar un lenguaje común (recuperar palabras) con el que representar una ideología compartida.

Ne vous laissez pas consoler / Do not allow yourselves to be consoled

In Ne vous laissez pas consoler Democracia collaborates with the Ultramarines, hooligans of the football team Girondins from Bourdeaux, intervening with the introduction of political sentences (via banners and merchandising paraphernalia) into a completely unusual context: a football stadium in full activity, questioning the logical structure of the spectacle.